ShareThis

viernes, 19 de septiembre de 2014

Zamira Paladini: “El estilo Zamira es glamoroso, femenino y funcional”




Por Mariana Boggione

Joven, creativa y emprendedora. Así es la mujer destacada por Mujeres Chic esta semana. Estudió en Barcelona y Londres, y a su regreso abrió junto a su hermana una de las firmas de accesorios que marca tendencia en Rosario. Hoy, a menos de dos años de vida, su empresa trascendió los límites locales, y recorre el país junto a “Water in art”, el espectáculo de Flavio Mendoza, con piezas producidas exclusivamente como merchandising del show. Presentamos así a Zamira Paladini.

¿Por qué te dedicaste al diseño de accesorios en el amplio abanico de la moda?
Después de vivir dos años afuera, en Barcelona, donde estudié un master en accesorios y complementos. Siempre quise dedicarme al diseño, y ver a la mujer linda de cabeza a pies. En medio de esta experiencia viví tres meses en Londres, donde cursé en la Saint Martins, la universidad número uno en Europa. Entre los profesores había grandes referentes, como ser el que descubrió a Alexander McQueen, que trabaja también con Jean Paul Gaultier… es gente que uno piensa muy lejana, pero que está al alcance.
De regreso en Barcelona ingresé a un estudio de diseño que trabajaba para Sita Murt, una firma de diseño de autor española. También hacíamos los accesorios para Gloria Ortiz, una marca del Corte Inglés.
Ahí tomé el puesto de una chica que se había ido a trabajar como productora de moda, y dije “yo quiero hacer eso”. Me la presentan - era una francesa de mi misma edad – y nos hicimos súper amigas. Viajamos por varias ciudades europeas, e hicimos muchas editoriales, hasta una para Vogue Italia.
Después dejé el estudio y seguí trabajando con ella, porque me gusta más lo productivo. Conocimos muchísimos fotógrafos reconocidos y a las mejores modelos del mundo…

De todo este bagaje traído de Europa, ¿cómo definiste tu estilo?, ¿cuál es el estilo Zamira?
Glamoroso, súper femenino y funcional. Me gusta que un mismo accesorio tenga doble funcionalidad, que sea versátil a la hora de ponértelo. Por eso elijo colores bastante clásicos, como el crema, el negro, el transparente, o tonos puntuales que combinan con todo. Creo que el accesorio es un complemento que deberías ponértelo tanto de día como de noche, y dependiendo de lo que te pongas, te va a vestir de una manera u otra. Es el toque final al vestuario.
Soy partidaria de que lo que uno es por fuera, muestra cómo está uno por dentro. Entonces, el brillo del accesorio refleja el brillo de la mujer. Un toque de brillo siempre te reluce.

¿Cómo elaborás las piezas?
Los productos están hechos con cristales Swarovsky, y algunos, con piedras naturales (ónix, cuarzo, cuarzo rosa, fluorita…). Me gusta combinarlos, siempre con el brillo presente. Están engarzados en alpaca. En su funcionalidad, los anillos son todos regulables, algunos son elásticos, y las pulseras tienen diferentes mosquetones. Si el accesorio no es fácil de poner, no los usamos.
Los accesorios son exclusivos. Los hacemos acá, y hasta confeccionamos piezas a medida a quien las desee.

También asesorás a la mujer…
Sí, obviamente, si me da lugar. Justamente el hecho de haber viajado y estado con gente tan relacionada a la moda, me hizo estar más en el detalle y comprender más a la mujer.

¿Qué hacés cuando te piden algo que quizás no te convence tanto?
Me han pedido cosas alocadas, y me gusta. Me gusta escuchar al otro. Muchas veces surgen propuestas que quizás nunca hubiese imaginado o creado, y salen cosas increíbles.
Ninguno de nosotros sería quien es sin el otro enfrente. Ahí aparece mi hermana, que está en el área comercial. Y justamente sucede eso: uno tiene que pensar en el cliente.

¿Cuál es el accesorio infaltable?
Depende mucho de la altura, del cuello y del pelo de la mujer. Si te vas a recoger el pelo, elegiría unos buenos aros, si es de día y estás con el cabello suelto, quizás va un collar largo. De noche prefiero un collar corto con una buena piedra. Depende del evento y las situaciones.

Hace poco inauguraron nuevo showroom…
Nosotros arrancamos vendiendo a domicilio. Después de tan buena respuesta de la gente, abrimos un showroom. En principio lo compartimos con unas chicas que vendían carteras, y un día nos dijeron que se iban a otro lugar, entonces nos quedamos acá, siempre con el taller en el mismo showroom.
Hace unos meses se nos abrió otra puerta: uno de los dormitorios dentro de la misma casa quedó disponible, y fue cuando vimos la veta de poner el local  a la calle. Así dimos un salto. Cambiamos el logo, con una tipografía con mucha personalidad, y adecuamos el local a ese estilo: minimal con un toque reciclado.

¿Cuál es la experiencia de Zamira con Stravaganza?
Apenas lanzaron “Water in Art” en Carlos Paz le hicimos una colección para merchandising. Desde ese momento, donde va el espectáculo, va Zamira detrás. Que confíen en nosotros es alucinante.

Si tuvieras que elegir una palabra que te identifique, ¿cuál sería?
Paciencia, para darle el gusto a cada mujer.


No hay comentarios :

Publicar un comentario